Teléfonos Linux, la opción libre - Atlantis